Blog
¡Conoce, Reduce y Actúa frente a tus riesgos!
Publicado el: 2018-09-21

Tu seguridad y la de tu familia dependen de ti.

Debido a su ubicación, geografía y clima, Colombia es un país propenso a la ocurrencia de emergencias y desastres. Algunas de estas situaciones se originan a causa de la naturaleza, tales como los sismos, tsunamis y huracanes, pero otras tantas por la intervención del hombre, como lo son las inundaciones y los incendios.

A medida que el cambio climático se hace más evidente y la población continúa implementando prácticas contrarias al ambiente, los desastres ocurren con más frecuencia y sus consecuencias son más graves. Si bien, los principales afectados son siempre las personas, son éstas las únicas con capacidad para prevenir, reaccionar, actuar y reconstruir. Está demostrado que la primera respuesta ante una emergencia siempre la realiza la comunidad, y en dichas situaciones, en las que incluso los vecinos no se encuentran capacitados, la cooperación y la ayuda mutua siempre tienen lugar.

Según diferentes estudios a nivel mundial, se ha demostrado que en desastres de alta afectación como un terremoto, la ayuda de las entidades operativas puede durar hasta 72 horas en llegar, lo que lleva a que el 95% de los que sobreviven a estructuras colapsadas sean rescatados en las primeras 24 horas, con una participación del 90% de la comunidad (el 10% lo ejecutan los equipos operativos de respuesta) .

La atención de víctimas con lesiones que amenacen la vida, debe hacerse en las primeras 6 horas, y más del 50% de las víctimas mortales de los terremotos a nivel mundial, se podían haber salvado con medidas básicas de primeros auxilios, como el chequeo del canal respiratorio, control de hemorragias y la prevención de hipotermia, medidas que se implementan en la fase de autoayuda.

Estas cifras confirman la importancia de la organización y el empoderamiento de la comunidad bajo un plan de gestión del riesgo de desastres y su capacitación como primeros respondientes en el acontecimiento de una emergencia.

Teniendo en cuenta lo anterior, si una comunidad no se encuentra preparada para actuar en caso de desastres, una práctica indebida en el momento de una emergencia puede generar mayores daños a los afectados y un aumento considerable del nivel de vulnerabilidad. En este sentido, y de acuerdo con la Ley 1523 de 2012, las acciones frente a la gestión del riesgo de desastres recaen en manos de todos los habitantes del territorio nacional y es una responsabilidad compartida que debemos asumir.

Referencias:
Schultz, C; Koenig, K; Noji, E. A Medical Disaster Response To Reduce Immediate Mortality After An Earthquake. NEJM. Feb. 1996,334 (7); p. 438-444.
Pretto, EA; Angus, DC; Abrams, JI; et al. An analysis of prehospital mortality in an earthquake. Prehosp Disaster Med. 1994.  p. 107-124
Safar, P. Resuscitation potentials in mass disasters. Prehospital Disaster Medicine. 1986. p. 34-37.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Codigo de policia-noticia

Bienes comunes noticia

Certificación EDGE

Leasing Habitacional - noticia

* Campos requeridos TÉRMINOS Y CONDICIONES (clic para abrir)

Interesado en Proyecto

Tu mensaje ha sido enviado satisfactoriamente.

Pronto nos comunicaremos contigo.

chat chat